¡Qué manía con tomarnos por tontos a la ciudadanía, coño!

Creo que en general, los políticos hacen gala de una falta de respeto por la ciudadanía a la que luego, no tiene ningún tipo de problema en pedir el voto. Da igual que ellos engañen, insulten. Razonamientos tan simplistas e insultantes como éste, no es el único, también tenemos el ejemplo de lo que pasa en Euskadi o sin irme muy lejos en Madrid. Tampoco no es ajeno en el gobierno de España, ya sea en el endiosamiento de Aznar, con la guerra de Iraq o su forma de gestionar los atentados del 11M o el voluntarismo de Zapatero, siendo … Continúa leyendo ¡Qué manía con tomarnos por tontos a la ciudadanía, coño!

Como viví, através de Twitter, el encuentro de Encerrados de Lokarri y algunas consideraciones más…

Cuando asistí a #encerrados, evento por la Paz de Lokarri, lo cual hice a través del Twitter, entre otras cosas por aquello de la distancia, también era la primera vez que asistía a un evento así, por la red. Mi primer instinto fue escribir sobre ello en caliente. Pero decidí, creo que correctamente, reposar lo que había “vivido”. Principalmente porque en ese momento estaba exultante, con lo cual, corría el riesgo de no ser muy objetiva. Creo que ha sido lo acertado, porque mi reflexión se ha ido matizando según ha ido pasando el tiempo y por otro lado, también … Continúa leyendo Como viví, através de Twitter, el encuentro de Encerrados de Lokarri y algunas consideraciones más…

¡Qué manía con apretujarse!

¿No os habéis fijado, que se esté en cualquier sitio, prácticamente vacío, tan ricamente, viene algún aguafiestas a colocarse justo al lado? Yo me pregunto la razón por la que uno necesite su espacio vital si va en un vagón de metro atestado y en cambio esa necesidad casi compulsiva de sentarse a un metro en una playa, prácticamente vacía. Hoy, sin ir más lejos, quería tomar un café ojeando el periódico tranquilamente, por eso he elegido un bar que he visto casi vacío. Me he puesto en una mesa, de dos, por aquello de no fastidiar, si de repente … Continúa leyendo ¡Qué manía con apretujarse!