Mi fascinación por el fuego

Desde pequeña, siempre me fascinó el fuego. Si querías tener la sensación de que no había niña, enciéndeme una vela. Quizá por eso, siempre me instruyeron mucho sobre el fuego y sus peligros. Todavía recuerdo, cuando se podía hacer fuego, en el monte, no sé si es que antes éramos menos, y más conscientes, o qué, pero cierto es que es una cosa que echo de menos. Entiendo perfectamente que ahora esté prohibido, pero eso no quita que me parezca una «putada» personal. Bueno, en todo caso, en casa siempre tengo velas. Jajajaja, este verano (no sé si será por … Continúa leyendo Mi fascinación por el fuego