Una noche vieja (relato verídico)…

Nos acababan de dar la casa. Corría las navidades del 85/86. Nos habíamos pasado desde que empezaron las obras, yendo un fin de semana tras otro yendo a ver cómo avanzaba la obra. La verdad es que eso fue bueno y malo. Bueno, cuando veíamos que avanzaba y desesperante cuando no se veía ningún avance, pero la ilusión era tal, que no podíamos evitar ir. Así que, no es difícil imaginar, la alegría con la que nos tomamos que nos dieran la casa a mediados de diciembre. Recuerdo que esas vacaciones de navidad, nos íbamos mi padre y yo a … Continúa leyendo Una noche vieja (relato verídico)…