12 de Febrero de 2008: La decisión

12 Feb 2008

La decisión

Escrito por: Cuenta Cuentos el 12 Feb 2008 – URL Permanente

 

Con la decisión tomada, decidió moverse deprisa, sabía que todavía le surgirían muchas dudas, aunque ya le daba igual, se conocía bien a si misma y sabía que ahora nadie podría hacerle cambiar de opinión.

Compró algo de comida para cenar y se dirigió a casa de Leyre.

Según ésta abrió la puerta le espetó – Está bien Leyre… dime qué pasos son los necesarios – y sin hacer caso de la cara de estupor que puso su amiga, se fue a la cocina a soltar la cena.

– ¡¡¡No me lo puedo creer, Itziar!!!, pensé que si no lo habías decidido en el momento, luego más reposado, tu “sensatez” no te dejaría tomar esta decisión… la risa hizo que se interrumpiera, parece que siempre me sorprendes. Bueno, pues nada, mientras cenamos te lo cuento todos ¿qué has traido? ohhhhhhh… canelones, qué asquerosa… ¿pensabas a caso que si no me dabas de comer algo que me guste mucho no te lo iba a contar?

Ya está, pensó, Itziar, no había nada como habérselo contado a Leyre, como para ser consciente de que su vida acababa de cambiar por completo de rumbo. Su amiga era encantandora, pero una ametralladora hablando y una entusiasta agotadora. Casi deseó haber esperado hasta el día siguiente, pero se recordó que ahora iba a tener muy presente a Leyre en su vida, así que mejor sería que se fuera acostumbrando a esa situación.

Cuando sonó el telefonillo, no estaba preparada para lo que pasó… la primera en entrar fue Mar, luego Sergio y por fin, Claudia con Andrea en brazos…

– Hola tía, ¡¡¡estoy contentísimo de que te vengas con nosotros!!!

– Cállate, Sergio, nos vamos al destierro, no sé porqué estás tan contento, yo no pienso ir, mamá, desde ya te lo digo, yo me pienso quedar con papá

– Como quieras Mar, ya hemos hablado de ello, primero tendrás que hablar con él, si está de acuerdo, por mi, tienes mi bendición

– Joder, mamá, ni que estuvieras intentando librarte de mi

– Mamá, Mar ha dicho una palabrota

– Cállate enano

– Callaros los dos, vais a despertar a vuestra hermana – Itziar, coge a Andrea… o mejor me la llevo a la cama, la rodearé con cojines…

Itziar les miró a todos sin ver, no podía ser, ¡¡¡sólo había perdido a Leyre de vista cinco minutos!!!

– Hola niños, dadme un beso, alguien me puede decir qué es lo que pasa aquí.

 

– ¿No

– ¡La gran decisión!… ¿la gran decisión?… ¡¿Cómo puedes decir que eso es una gran decisión?!… pero de verdad no te das cuenta, de que vas a perder a todos tus amigos, que quieren que nos vayamos al final del mundo…qué

– Vale, Mar, llevo oyéndote lo mismo desde que mamá nos lo contó… y yo sí me quiero ir… a mis amigos ya los veré cuando venga a ver a papá, si tu no entiendes que mamá necesita este cambio entonces es que eres más tonta de lo que pensaba

– Mira Sergio, niño bonito, ya sé que eres un pelota de mierda, pero huyendo no se solucionan las cosas, quizá pienses que con diez años ya lo sabes todo, pero te diré que si mamá se va, va a perder más que ganar

– Pues mira quien fue a hablar la más vieja del lugar… solo tienes trece años, así que no te las des de mayor, porque no eres más que una niña y…

– Ya basta – Leyre entró por la puerta – Sergio, vete a ayudar a tu madre con Andrea, ha decidido jugar con los cojines en lugar de dormirse, no esparaba a tanta gente para cenar…, y tú – se volvió a Mar – creo que ya lo hemos hablado, cariño, tu padre ha rehecho su vida y tu madre necesita seguir adelante, este siempre fue su sueño, el que abandonó por las circunstancias, ¿no crees que deberías apoyarla un poco? y si no quieres apoyarla, entonces mantente neutral por lo menos.

– Déjala Leyre – dijo Claudia apareciendo en el cuarto de estar y aproximándose a su hija – hoy está imposible, y parece que el que Itziar haya decidido venir también, le ha sentado como un mazazo

– Bueno, menos mal que alguien se acuerda de mi, me podéis contar que pasa. Leyre no te he dejado sola ni un momento, cómo es posible que Claudia llegue ya informada, vamos si se puede saber…

– Claaaaro eres la última en apuntarte pero ya quieres estar al tanto de todo. Que sepas que Leyre me estuvo comentado su plan desde que empezó a estudiarlo y casi a la vez me lo estuve pensando yo, así que madurada toda mi situación he decido participar yo también en este plan de replobación. Además Leyre pensó que tu no te vendrías, después de como reaccionaste cuando te lo contó.

– Está bien, vamos a cenar, y lo hablamos todo.

 

 

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Patita de goma dijo

sabes que estoy pensando??? y no habrá sitio pa que yo me vaya con mis dos patitas???? Eso tiene una pinta de que va a haber un ambientazo!!!!
anda se bueno………y no tardes tanto en escribir el proximo.

Cuenta Cuentos dijo

Eso voy a intentar, digo a escribir, lo de incluirte, bueno siempre se pueden cambiar planes sobre la marcha… lo meditaré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s